Press the l key to open the language menu.
Skip Main Navigation and go to Content

El primer dispositivo aprobado del mundo para restaurar la visión en personas que sufren ceguera.

¿Cómo está diseñado Argus® II para producir visión?

En un ojo sano los fotorreceptores (bastones y conos) de la retina convierten la luz en minúsculos impulsos electroquímicos que se envían a través del nervio óptico al cerebro, donde se descodifican en imágenes. Si los fotorreceptores dejan de funcionar correctamente, debido a enfermedades como la retinosis pigmentaria (RP), el primer paso de este proceso se interrumpe, y el sistema visual no puede transformar la luz en imágenes.

El sistema de prótesis de retina Argus II («Argus II») está diseñado para pasar por alto los fotorreceptores dañados. Una microcámara alojada en las gafas del paciente captura una escena y ésta se envía a un pequeño ordenador que el paciente lleva encima (la unidad de procesamiento de vídeo o VPU, por sus siglas en inglés) donde se procesa y transforma en instrucciones que se envían de vuelta a las gafas mediante un cable. Estas instrucciones se transmiten de forma inalámbrica al implante. Las señales se envían al conjunto de electrodos, que emite pequeños impulsos de electricidad. Estos impulsos están previstos para omitir los fotorreceptores dañados y estimular las células que quedan en la retina y que transmiten la información visual a través del nervio óptico al cerebro. Este proceso está diseñado para crear la percepción de patrones de luz que los pacientes pueden aprender a interpretar como patrones visuales.

Exención de responsabilidad: esta animación está prevista para demostrar cómo funciona el sistema, y no refleja el rendimiento específico visual de un usuario determinado del sistema.