Press the l key to open the language menu.
Skip Main Navigation and go to Content

El implante de retina proporciona estimulación para inducir la percepción visual en personas ciegas.

Acerca del ojo

Anatomía

anatomia

Créditos: National Eye Institute, National Institutes of Health

Cómo vemos

La luz entra en el ojo a través de la córnea, la cantidad de luz que entra está controlada por el iris, que dilata y contrae la pupila en respuesta al brillo de la escena. A continuación, el cristalino enfoca la luz en un patrón de la imagen en la retina. Las células de la retina llamadas «bastones» y «conos» (fotorreceptores) convierten la luz en impulsos eléctricos, que se envían al cerebro por medio del nervio óptico. El cerebro entonces interpreta los impulsos y crea lo que «vemos».

Enfermedades del ojo: Retinosis pigmentaria (RP)

La retinosis pigmentaria (RP) es una enfermedad que causa la degeneración de los bastones y los conos de la retina; además es una de las principales causas de ceguera hereditaria.

Los síntomas pueden aparecer en la adolescencia, pero los problemas graves de visión no suelen aparecen antes de alcanzar la edad adulta. En las primeras fases de la enfermedad, las personas con RP experimentan pérdida de visión nocturna y mayor dificultad para ver en condiciones de poca iluminación. A medida que progresa la enfermedad, las personas con RP comienzan a perder la visión periférica y a desarrollar una «visión en túnel». En las etapas más avanzadas, una persona con RP puede volverse totalmente ciega.

Otras formas de RP y enfermedades relacionadas son entre otros, el síndrome de Usher, la amaurosis congénita de Leber, la distrofia de conos y bastones y el síndrome de Bardet-Biedl.

Progresión de la RP